¿Qué hace que la piel se seque?

¿Qué hace que la piel se seque?

Publicado el 30 de enero de 2024 por Astrid

Tiempo de lectura: 5 minutos

La piel seca es ante todo un tipo de piel, determinada por factores genéticos. Sin embargo, el término suele utilizarse para nombrar una condición temporal de la piel: la deshidratación. Esta condición puede afectar a cualquier persona, independientemente del tipo de piel o la edad. Esta sensación de piel seca, incómoda y a veces incluso dolorosa, puede afectar al bienestar general. Comprender las causas es fundamental para poder cuidarlo de forma eficaz y adoptar una rutina adecuada.

RESUMEN

Reconocer la piel seca

Signos de piel seca

Mientras que la piel seca carece de grasa, la piel deshidratada carece de agua. La piel seca produce menos sebo (sustancias grasas) que la piel normal, por lo que no tiene una barrera lipídica suficiente para retener agua y desempeñar su papel de película protectora, eficaz frente a las agresiones externas.

Tu piel es áspera al tacto, tirante y apagada, se siente tirante, escamosa y te da la sensación de malestar permanente, a veces con sensación de ardor, tus poros están cerrados (invisibles) y eres propenso a tener líneas finas e irritación. Entonces tu piel parece piel seca.

Signos de deshidratación de la piel.

Aunque es más probable que afecte a las pieles secas, la deshidratación también puede afectar a las pieles grasas o mixtas.

Entonces la piel se vuelve incómoda, pica, se siente una sensación de tirantez después de la limpieza y el maquillaje no se fija muy bien. También puede tener escamas pequeñas y falta de brillo. Su color variará desde rojizo en pieles claras hasta grisáceo (apariencia cenicienta) en pieles marrones y negras. En el contorno de ojos, frente, mejillas, comienzan a aparecer finas líneas superficiales. En definitiva, la piel necesita estar calmada, reconfortada e hidratada.

La piel seca o deshidratada requiere una rutina de cuidados adecuada, con el fin de restaurar la película hidrolipídica protectora de la piel, y así evitar problemas a corto y largo plazo: molestias, piel áspera o apagada, envejecimiento prematuro de la piel. .

Reconocer la piel seca

Los mecanismos que resecan la piel

Hay una serie de factores externos y factores internos que pueden provocar esta sensación de piel seca. Identificarlos correctamente es el primer paso antes de recuperar una piel sana.

Falta de hidratación diaria.

Parece útil señalar que no beber lo suficiente es una de las principales causas de la piel seca. La baja ingesta de agua provoca la deshidratación de la piel, volviéndola opaca, áspera y propensa a descamarse.

Condiciones ambientales

Entre los factores externos más comunes se encuentran los factores ambientales como el viento, los climas fríos intensos, el sol o incluso el aire seco. Estos pueden privar a la piel de su hidratación natural, atacar su barrera protectora y provocar que se seque. A la piel no le gustan las variaciones de temperatura. Así, encender la calefacción o el aire acondicionado a temperaturas excesivas puede ser un agravante del malestar cutáneo, especialmente en las pieles sensibles.

El uso de cuidados agresivos.

El uso de jabones, detergentes o productos cosméticos que contienen productos químicos agresivos puede alterar el equilibrio natural de grasa de la piel, reduciendo la eficacia de su función protectora. Esta regla se aplica a todo tipo de piel.

Envejecimiento de la piel

El envejecimiento de la piel también puede influir. El colágeno, la elastina y el ácido hialurónico son esenciales para mantener la estructura y la hidratación de la piel. Con la edad, la piel produce menos y se vuelve más propensa a la sequedad cutánea.

Sumando a esto la reducción de la producción de sebo, la piel madura tiende a estar más seca y apagada. La piel se vuelve más permeable y más sensible a las agresiones externas.

Ciertas condiciones médicas

Ciertas afecciones médicas como el eccema, la psoriasis, la dermatitis atópica, el hipotiroidismo o la diabetes pueden contribuir a la piel seca al alterar el funcionamiento normal de las glándulas sudoríparas y sebáceas.

Asimismo, determinados tratamientos farmacológicos pueden modificar el equilibrio hídrico de la piel, reduciendo su papel como barrera protectora.

Los mecanismos que resecan la piel

¿Cómo prevenir y cuidar la piel seca?

Ciertas buenas acciones te permitirán prevenir la sequedad de la piel. Para un asesoramiento más completo no dudes en consultar nuestro artículo sobre cómo cuidar la piel seca.

Mantener un buen nivel de hidratación.

La aplicación de cremas hidratantes adecuadas es fundamental para mantener un buen nivel de hidratación en la capa superior de la epidermis. Busque una crema hidratante con ingredientes como ácido hialurónico, glicerina o ceramidas para un buen equilibrio hídrico. A crema hidratante como La Crema de Le Domaine por tanto, se puede utilizar como crema de día o de noche.

Asegúrate también de que el nivel de humedad de tu hogar sea el adecuado. Si el aire es demasiado seco, no dudes en invertir en un humidificador de aire.

Preservar la capa protectora de la piel.

Evite el agua caliente

Opte por agua tibia al ducharse y limite el tiempo de ducha o baños prolongados para evitar un secado excesivo de la piel. Al limpiar el rostro, tenga cuidado de utilizar un tónico o una esencia sobre la piel húmeda, para limitar los daños causados ​​por la cal, especialmente si el agua que utiliza es dura.

Evite productos agresivos

Optar por productos de limpieza suaves, no astringente, incluso si tienes la piel grasa. un tratamiento como emulsión limpiadora de Le Domaine, por ejemplo, es apto para todo tipo de pieles. Evite los productos de limpieza que contengan tensioactivos sulfatados, que pueden eliminar los elementos lipídicos de la piel y alterar la película hidrolipídica de su superficie.

Reparar la barrera cutánea

El uso de productos que ayuden a reparar la barrera cutánea puede beneficiar la salud de la piel a largo plazo. Opte por tratamientos que contengan niacinamida o ácidos grasos.

Proteger la piel frente a las agresiones externas

En caso de condiciones climáticas extremas, es recomendable proteger la piel mediante el uso de ropa adecuada y protector solar. Agregar un humidificador a su ambiente interior puede ayudar a mantener niveles adecuados de humedad en el aire, evitando la piel seca.

Combate la deshidratación desde adentro hacia afuera

Beber suficiente agua es fundamental para mantener la piel bien hidratada de adentro hacia afuera. Por eso, asegúrate de beber al menos 1,5 litros de agua al día. Una dieta rica en ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes puede ayudar a mantener la salud de la piel. Los omega 3 (presentes en los pescados grasos por ejemplo) también serán tus aliados para proteger la piel de las agresiones externas.

En conclusión, la piel seca puede ser causada por diversos factores, pero con los cuidados adecuados, una buena hidratación y hábitos de vida saludables, es posible mejorar el estado de la piel y recuperar un confort cutáneo óptimo. Prestar atención a las necesidades específicas de tu piel y cuidarla periódicamente es fundamental para mantener su salud y belleza.

¿Cómo prevenir y cuidar la piel seca?

También podría gustarte

El Suero⁤⁣

Tratamiento antiedad antioxidante global

A partir de $ 3,341.25

La crema

Tratamiento anti-edad y luminosidad antioxidante.

A partir de $ 2,885.25

Ver más productos